Registrarse | Iniciar sesión
Comportamiento de los gatos 1 comentarios

¿Cómo hacer un repelente casero para gatos?

El olor de la orina y los heces fecales de los gatos son en extremo desagradables. Por tal motivo, cuando adquirimos a un ejemplar de esta especie como mascota, debemos asegurarnos de enseñarlo a hacer sus necesidades básicas en un lugar específico, de preferencia una bandeja diseñada para esas funciones.

Pero, ¿qué hacer cuando son gatos ajenos los que dejan su hedor en nuestro jardín o alrededores?

Existen remedios caseros que te ayudarán a alejar mininos de tu propiedad, así como a mantener distanciado a tu propio gato de alfombras y muebles. La solución puede estar en un repelente, creado por ti mismo, para esta labor.

Elaborar un repelente casero para los gatos es una tarea fácil, solamente necesitarás productos naturales, que se encuentran a tu disposición como canela, romero, lavanda, limón, eucalipto, pimienta negra, y aceite.

No obstante, antes de elaborar el compuesto debes asegurarte de identificar si realmente es un gato quien está invadiendo tu espacio y el de tu mascota (en el caso de que la tengas).

Y es que los repelentes se realizan a partir de sustancias que le resultan desagradables a los animales, en este caso a los gatos. Generalmente, esta mascota rechaza los cítricos, el romero o el vinagre. En el presente artículo te enseñamos cómo hacer un repelente casero para gatos.

PROCESO DE ELABORACIÓN

Para alejar a los gatos de tu jardín o muebles puedes elaborar un repelente a partir de canela, romero, y lavanda. Para ello, coloca tres tazas de agua hirviendo en un recipiente, agrégale tres cucharadas de canela, tres de romero y la misma cantidad de lavanda seca.

Tras ejecutar esto, cubre el recipiente y deja la mezcla en reposo por varias horas (de ser posible más de ocho). Transcurrido ese tiempo, vierte el líquido en una botella de spray, a través de un colador de malla fina, cubierto con una gasa limpia.

Cuando hayas hecho esto, agrega a la mezcla 3/4 de tazas de vinagre, junto con 15 gotas de tangerina o aceite esencial de naranja. Luego, agita el nuevo recipiente para unir los ingredientes. Una vez ejecutado esto, ya está listo el compuesto para rociar, y alejar a los gatos. Este repelente no debe echarse directamente sobre el follaje de las plantas.

Otro modo de elaborar un repelente contra gatos es utilizando limón y eucalipto. El empleo de aceite de eucalipto repele además pulgas y mosquitos.

En este caso vas a necesitar también una botella de spray. En ella vas a mezclar un cuarto de un litro de agua, 10 gotas de aceite de limón, o la cáscara de esta fruta, y 20 gotas de aceite de eucalipto. Una vez agitado esos compuestos ya está listo tu repelente casero para alejar gatos.

Es pertinente que conozcas que el aceite de eucalipto es tóxico para los niños en dosis altas (4 ml a 5 ml de aceite de eucalipto). No obstante, esa proporción es menor que la presentada en la fórmula anterior.

De igual forma, se recomienda no aplicar el spray directamente en el gato, y debes evitar que lo ingiera pues es sumamente tóxico para él. Los gatos no pueden digerir aceites de esencias.

También puedes elaborar un repelente para gatos con pimienta negra. Esta fórmula requiere hervir una taza de agua en una cacerola. Cuando se inicie la ebullición retira el líquido, y espera de 2 a 5 minutos.

Posteriormente, mezcla en el agua dos cucharadas de pimienta negra fresca. Agita para disolver el preparado. Cuando se enfríe, colócalo en una botella de spray, y rocía cualquier área exterior de donde desees que los gatos se alejen.

Estos repelentes puedes colocarlos en pequeñas motas de algodón por tu jardín. Recuerda que si aplicas esta técnica, el aire puede llevarse las bolas de algodón o secarlas. Por tanto, asegúrate de renovar el producto cuando sea necesario.

OTRAS FORMAS DE ALEJAR AL MININO  

También puedes alejar a los gatos utilizando elementos que desechas de tu cocina. Por ejemplo, en lugar de tirar las cáscaras de limas y limones frescos, pícalas en trozos gruesos. Esos fragmentos puedes esparcirlos por los lugares que sabes visitan los gatos indeseados. También puedes colocarlos alrededor de las plantas en macetas de interior y exterior. Los cítricos repelen los gatos y no dañan ni el suelo, ni las plantas de tu jardín.

De igual forma, el café molido aleja los gatos. Al tiempo que aleja a tus molestos inquilinos, beneficia las plantas y el suelo.

Antes de usar las fórmulas de repelentes explicadas con anterioridad en el presente artículo, debes saber si pueden manchar la superficie de alfombras y muebles. Para ello se recomienda rociar un poco del spray en un pañuelo, y luego dar pequeños toques con él húmedo en la tela. Si el color de la tela se corre en el paño blanco, no utilices el spray.

Categorías: Comportamiento,
Compártelo:
Artículos relacionados
Comentarios
Eliminar este comentario
muy buen post, me ha gustado.
Enviar
Registrarse | Iniciar sesión
Email o nick Contraseña Cerrar ×
Conectar
Olvidé mi contraseña  
Regístrate en MundoGatos.com Cerrar ×
Nick/Usuario:
Email:
Contraseña:
Sexo:
Fecha de nacimiento:
  • Tu nick será tu nombre de usuario y no se permite cambiarlo una vez elegido uno.
  • Al registrarte en esta página, estás aceptando sus términos y condiciones de uso. Puedes leerlos aquí.
Regístrate
Si lo deseas, recuerda que también puedes iniciar sesión con tu cuenta de Facebook.